2018, un senado santafesino aferrado al jurásico

Este año, la Cámara alta deja en peligro los derechos, el liderazgo y la participación de las mujeres y diversidades contrastando los dichos con los hechos  
Cupo laboral trans media sanción en diputadxs

Nos vamos despidiendo del 2018 y en el balance resulta inevadible dedicarle la última nota a nuestros legisladores. Ustedes que ocupan una banca en el Senado, que no paran de ignorarnos y año tras año se niegan a ampliar nuestros justos derechos les decimos
Sabemos que la participación de las mujeres en política es relativamente reciente. Años de lucha nos llevó problematizar la histórica marginación que otrora nos apartaba del mundo de la política. Basta con decir que recién en 1951 los varones “nos dieron permiso” para votar y por primera vez nos expresamos en las urnas
Más acá en la historia y para quienes decían que con la ley de cupo teníamos la participación asegurada les decimos que la norma terminó siendo un techo para las mujeres y nuestra participación es excesivamente baja en los distintos estamentos de la función pública  
Al respecto, traemos el último informe de la ONU que es contundente cuando concluye diciendo que: “En la Argentina, al igual que en otros países de América Latina, persisten desigualdades de género que limitan el ejercicio pleno de los derechos políticos de las mujeres y su autonomía en diferentes esferas de la sociedad”

También te puede intererar: Senadorxs paren de cajonear …

En el caso de nuestra provincia, durante la última sesión lxs senadorxs santafesinos dejaron caer un proyecto clave que impacta de lleno en la representatividad que actualmente “en teoría” el cuerpo detenta: la ley de paridad
El hecho no es una cuestión menor puesto en el contexto de un próimo año eleccionario, las mujeres no vamos a contar con la representación que asegura y respalda una forma de gobierno democrático de calidad
Si hasta parece mentira en estos tiempos que una provincia alineada a la idea de progreso y modernidad exista un senado constituido exclusivamente por varones y una sola mujer.
19 varones y 1 mujer es una diferencia abusiva
La cifra habla: la particpación y el liderazgo de las mujeres están en peligro  

Militando la Ley de Educación Sexual Integral

Señorxs senadorxs, sepan que la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer defiende nuestro derecho a participar en la vida pública, mientras que la Plataforma de Acción de Beijing insta a eliminar los obstáculos para la participación igualitaria. Además los Objetivos de Desarrollo del Milenio miden los avances hacia la igualdad de género tomando como indicador el porcentaje de mujeres que ocupan escaños parlamentarios.

Hasta ahora Senado no estuvo a la altura de las exigencias políticas y no pudo garantizar la participación equitativa de las mujeres en las listas

Al respecto habló con nosotrxs la dra. Claudia Catalín miembro de la agrupación Mujeres por la paridad y lo siguiente nos dijo:
“de todo lo que hemos dicho y hecho todo el año lo que hay que destacar es que tenemos por delante un año electoral donde tendremos la oportunidad de exigir a quienes pretendan representarnos que fijen sus posturas frente y muestren cuáles son sus ideas respecto de estos temas antes de las elecciones.
La mayoría de lxs senadorxs pretende renovar sus bancas, algunos de ells ya lo han hecho varias veces. Entonces es la oportunidad de llamarles la atención y que la sociedad se haga cargo de lxs representantes que elige pero esta vez con más inteligencia y que elijamos aquellxs que nos representan cabalmente.”

– No nos parece casual que estos proyectos que se dejan caer sean los que cuestionan ciertos sectores religiosos neopentecostales. Recordemos lo que sucedió con el proyecto de ESI presentado por Paco Garibaldi que perdió estado parlamentario por la intersección del Concejo de pastores de Rafaela y zona encabezados por el pastor Beclar –
“- Coindido, no es casual respecto de las leyes que sancionan, las leyes que no sancionan y las que dejan caer se nota claramente cuáles son sus intereses. Eso es lo que me parece que hay que destacar a los ojos de la comunidad: nosotrxs necesitamos representantes que sean sensibles a los derechos, que piensen en el respeto de las minorías y que piensen en cómo mejoramos la calidad democrática, no en cómo la empeoramos Por eso la instancia que nos queda es votar diferente porque si estos representantes en todos los niveles no son capaces de mejorar la calidad de vida de la gente, tenemos que empezar a elegir de otro modo, exigirles, conocerlos y ver que representen al común de los intereses de las mayorías y no de estas minorías que tienen cercanía con el poder y que sostienen estos principios antidemocráticos y antiderechos

También creo que este pequeño avance hacia la visibilización de las agendas de las políticas públicas, de las leyes necesarias y de las que se niegan a tratar es un logro del feminismo y de las mujeres movilizadas
También gracias a esto hay una preocupación en algunos partidos, por lo menos en los dichos, de que las listas tengan una conformación más paritaria

Evidentemente tenemos que convocarnos a ser oposición a este tipo de manejos y de estos intereses que nos perjudican a todxs”




Por nuestra parte creemos que de nada sirve que se rasguen las vestiduras ante las cámaras cuando se habla de abuso sexual infantil si evitan tratar una ley fundamental que sería un aporte como la ESI. Tampoco es congruente que digan que son inclusivos cuando preferencian hacer un homenaje al dueño del medio amigo antes que poner en debate el proyecto de ley de cupo laboral trans, que sacaría a buna parte de esta población de lo que parece su inexorable destino: prostitución. 
Para evaluar esta negación de derechos convocamos a una compañera: Victoria Stéfano militante de La Garganta Poderosa e integrante de la Marcha del orgullo. Los siguientes son sus dichos:

“La lapicera de les senadorxs no puede recortar derechos. En el rechazo de los proyectos de ley de Cupo Laboral Trans, la ley de ESI y la ley de Paridad vemos la condensación de una forma de violencia muy invisibilizada: la violencia política. No es casual que estos tres proyectos, nacidos en el seno de la organización popular y el feminismo sean los que hoy el senado toma de rehenes en un intento desesperado por seguir manteniendo un statu Quo que avanza sobre el cuerpo de los sectores más vulnerados por esa misma forma matona de hacer la política.

La lucha de las mujeres ha llegado a desbordar toda estructura conocida y a proponer una contraforma de la política como la conocemos, dónde las Infancias sean libres, dónde la política sea de las mujeres y donde las esquinas no sean el único lugar de existencia de las travas y las trans.

NiUnaMenos Santa Fe

El senado es el último bastión de la política matona y rancia que propone la vía masculina de la exclusión y la opresión sobre los cuerpos de las mujeres, las trans, las travas y les niñes. Las mujeres hemos organizado en las calles el mayor desafío para esa política de control, mediante formas de organización dónde volvemos nuestra ocupación a aquelles que históricamente han sido excluides por el estado. El cambio social es un hecho, y es un logro de la disputa de poder de este movimiento de las mujeres y disidencias que han refundado todos los sentidos circulantes. Será responsabilidad de este senado seguirse aferrando a estas formas arcaicas de poder o escuchar estas demandas que instalamos en todos los niveles de la sociedad. Nuestra herramienta son las calles. Y el año que viene serán las urnas. La alternativa política es clara, y en 2019 volveremos a la calle por nuestra agenda que es hoy la agenda que instalamos por el poder de la organización popular a toda latinoamérica.




Post Author: femininja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *