Juicio al ginecólogo. La víctima declaró y confirmó que pidió interrumpir el embarazo

Compartir

Una psicóloga del hospital aseguró que Rodríguez Lastra se negó a recibir a la joven.

Hoy comenzó el debate que durará hasta el miércoles por el caso del ginecólogo que se negó a realizar una interrupción legal del embarazo a una víctima de violación en Cipolletti.
La joven de 19 años declaró a puertas cerradas, confirmó que fue violada por un familiar y que pidió la interrupción del embarazo en el hospital.

También te puede interesar:



Esta mañana la fiscal adjunta, Annabela Camporesi, sostuvo que el 30 de marzo de 2017 la víctima le hizo saber a las medicas del hospital de Fernández Oro que no quería continuar con el embrazo producto de la violación y firmó la correspondiente declaración jurada.
Ese día desde el hospital hablaron con Rodríguez Lastra para la correspondiere derivación al hospital de Cipolletti. El imputado en su carácter de jefe del servicio se negó y pidió un informe psiquiátrico de la paciente.

Ante la falta de respuesta del sistema de salud, la joven decidió interrumpir el embarazo por sus propios medios, e ingirió un medicamento.
El dos de abril se presenta en la guardia del hospital de Fernández Oro, con una fuerte descompostura y la trasladan en ambulancia a Cipolletti.
Según la fiscalía, Lastra le suministro una medicación que detuvo las contracciones sin el consentimiento de la víctima, “puso trabas en un proceso ya iniciado”.

Por su parte el defensor particular del imputado, Torres, indicó que “la defensa no va a controvertir que hubo un abuso sexual” pero sostuvo que “el aborto debe ser practicado por un médico diplomado y la joven comenzó el aborto por sus propios medios”.

Agregando que “el pedido de un informe sobre la salud mental de la paciente es uno de los requisitos de la ley y se pidió por los antecedentes de la joven (…) se corría el riesgo de que se produzca un parto pretérmino, o sea que el feto naciera con vida“. 

En tanto que los médicos que declararon en esta primera jornada coincidieron en que ningún protocolo ni ley exige un informe psiquiátrico para efectuar un aborto no punible a una víctima de violación.

Uno de los testimonios más relevantes para sostener la hipótesis de la fiscalía surgió de la psicóloga Viviana Cufré. La mujer aseguró que Leandro Rodríguez Lastra se negó a recibir en el hospital de Cipolletti a la víctima para practicarle una Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Otro de los testimonios fue el de la médica Ayelén Mirenski, del hospital de Fernández Oro, quien declaró que ante la falta de respuestas del sistema publico de salud, derivaron a la joven a la colectiva feminista la revuelta. Sostuvo que después se enteró que la víctima consiguió por ese medio las pastillas de misoprostol.

Mientras puertas adentro se sucedían los alegatos, afuera de tribunales grupos providas se manifestaban a favor del médico, inclusive instalaron un altar, una biblia y la imagen de una virgen

Fuente: Río Negro


Genérica es posible gracias al aporte de nuestrxs lectorxs. Su contribución nos permite hacer periodismo con perspectiva de género, inclusivo, con lenguaje no sexista y dentro del marco de los DDHH.
El sueño de la comunicación social ejercida como una herramienta de lucha política contra las violencias hacia las mujeres e identidades disidentes es posible
Vos también podés ser parte
Colaborá AQUÍ

Post Author: femininja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *