Violador serial atacó al menos a cuatro mujeres en Rosario

Compartir

Veterinarixs se unen y difunden el identikit para encontrarlo

El pasado 27 de junio una mujer fue víctima de robo e intento de abuso en una veterinaria del barrio Agote donde trabaja.
Desde el Ministerio Público de la Acusación hicieron saber que la denuncia fue hecha por la propia víctima en Fiscalía:

“Cerca de mediodía, mientras trabajaba en un local ubicado en San Nicolás al 300, un hombre de mediana edad ingresó con la excusa de consultar por unas colchonetas y se retiró, regresando a los pocos minutos. En esos momentos le efectuó un golpe en la cabeza, le exigió que le de dinero, la llevó hacia otra habitación y la ató con sus propios cordones. Luego se bajó los pantalones y le pidió que le practique sexo oral. La víctima se desató, tomó una tijera y comenzó a gritar. El hombre se dio a la fuga en su motocicleta”.

También te puede interesar:


Tras la denuncia y comparando las descripciones del atacante, varias mujeres que trabajan en veterinarias se dieron cuenta de que se trata de una persona de similares características a la que cometió otros abusos. Dos de ellos denunciados y otros cuyas víctimas prefirieron no judicializar las agresiones.
A raíz de lo cual decidieron unirse en un grupo para alertar a la población y visibilizar.
Según destacaron:“el atacante esta suelto y la descripción coincide con el rostro de un hombre que abusó de otras tres chicas”.

Vale decir que hay tres casos confirmados y otras tantos que no. No obstante se trataría de la misma persona.
Según se supo en los últimos dos meses abusó de dos mujeres más. Una vez en un descampado en Mendoza al 5000, otra en una librería en calle Sarmiento al 4300 y otra más en Cafferatta y Tucumán.
Tanto en la veterinaria como en la librería el hombre se hizo pasar por cliente. En la veterinaria preguntó el precio de unas cuchas para perros y en la librería hizo lo mismo pero con un disfraz infantil.
La primera vez que entró a los negocios, en ambos casos, había otros clientes. Así que se fue y regresó cuando la empleada estaba sola.
En relación al hechos de la veterinaria, el agresor le dio datos a la víctima sobre su domicilio y sus movimientos habituales. Lo cual hace pensar que hace un trabajo de inteligencia previo al ataque.


Sobre el agresor sexual se sabe que tiene alrededor de 25 años, se maneja en moto, posee una cicatriz en la mejilla izquierda, labios gruesos. Tiene buenos modales y no llama la atención.
En caso de poder aportar datos, llamar al 911

Fuente: Rosario3

Sumáte a otros 2.873 suscriptores

Genérica es posible gracias al aporte de nuestrxs lectorxs. Su contribución nos permite hacer periodismo con perspectiva de género, inclusivo, con lenguaje no sexista y dentro del marco de los DDHH.
El sueño de la comunicación social ejercida como una herramienta de lucha política contra las violencias hacia las mujeres e identidades disidentes es posible
Vos también podés ser parte
Colaborá AQUÍ

Post Author: femininja

Dejá una respuesta