Imputaron al único detenido por el femicidio de Ana María Alurralde

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El hombre acusado tiene 66 años y esta vinculado con la desaparición de otra mujer hace 30 años

En la sala I de los Tribunales de Santa Fe fue imputado el presunto autor del femicidio de Ana María Alurralde, hermana del juez federal de Reconquista Aldo Alurralde.
La atribución delictiva fue realizada por lxs fiscales Gonzalo Iglesias y Ana Laura Gioria. El tribunal estuvo a cargo del juez de Investigación Penal y Preparatoria José Luis García Troiano.
En la audiencia, Santiago Daniel Fernández (66) quedó imputado por el delito de homicidio calificado por el vínculo y por ser perpetrado por un hombre contra una mujer mediando violencia de género.
Además, lxs fiscales indicaron que la audiencia de medidas cautelares se realizará el próximo miércoles y adelantaron que solicitarán prisión preventiva para el imputado.



Precisiones en conferencia de prensa:

Concluida la audiencia, en dialogo con la prensa la fiscal Gioria precisó:
“A raíz de diversas versiones que circularon debo aclarar que no hay ninguna evidencia, ni el imputado confesó ser el autor del femicidio de Alurralde”
No obstante lo que orienta a la fiscalía a la imputación de Daniel Ferreyra es una serie de evidencias científicas que nos fueron llegando que desmienten el relato del imputado cuando dijo que nada había sucedido en la casa, que él se levantó y ella ya no estaba.
Esos datos que obtuvimos nos indicaron que había existido una escena de violencia dentro del domicilio donde ambos convivían.


Para la detención se valoró el antecedente que vincula a Fernández con la docente desaparecida en los ’80, Marta Romero

Marta Romero era una joven docente de 23 años, profesora de educación física con cargo en Laguna Paiva pero trasladada a Recreo luego del nacimiento de su hija.
El 23 de marzo de 1988, Marta tenía que reunirse con Santiago Fernández en el estudio de una abogada para acordar un régimen de visita y alimentos para la hija que tenían en común pero ella nunca llegó.
Por aquellas épocas el concepto de femicidio no existía y la impunidad reafirmaba a los femicidas.
De las notas del único periodista que investigó el caso, José Luis Pagés (diario El Litoral) les compartimos las palabras de Elsa Bertoldi (madre de Marta) publicada el 30 de junio de 2010 con motivo de cumplirse otro año más desde la desaparición de su hija.

“A lo largo de 22 años, muchas cartas envié y no fueron menos las puertas que golpeé. Las entrevistas con el juez me daban esperanza, al tiempo que comprendía que no debía ser tan confiada”.

“Quisiera esta vez hacer una síntesis de lo acontecido ese día, pero antes explicar por qué mi hija estando embarazada quiso vivir conmigo: sufría agresiones físicas, insultos e infidelidad.

“Después que nace la nena……. era asiduo concurrente a mi domicilio, lo que fastidiaba a Marta, además intentó persuadirla para que volviera con él.

“22/03 conversa con mi hija y le propone concurrir de una abogada, con promesas que favorecían a Marta, como el de aceptar un régimen de visitas.

“23/03 deciden encontrarse a las 18.30 en el estudio de la Dra. Rotger, pero con la condición de que fuera sola, sin la nena”.

“Marta nunca llegó de la abogada”

“A las 22 de ese día, pensando que hubiera podido sufrir un accidente, le pido que vaya a la 3a. a radicar la denuncia. Por supuesto que no fue. A medianoche llaman por teléfono, atiende y ……me dice, número equivocado y se retira.

“Al principio tenía confianza de que estuviera con vida, pero mi confianza se fue esfumando para comprender que ese mismo día se la quitaron. Según un anónimo, la torturaron y la violaron. Eso me atormenta.

“La suposición que concluyó la policía, es como consecuencia de las evidencias acumuladas. Pero él es inocente, lo ampara el beneficio de la duda. No hubo testigos y el cuerpo de mi hija nunca apareció.

“Sé que sólo las madres que perdieron un hijo pueden comprender el porqué del dolor, la tristeza y las lágrimas.

“Que el caso de Marta, como el de tantos otros que se pierden en el olvido, sirva para que los que administran justicia, humanicen su tarea. Detrás de cada víctima hay una familia que sufre.

“Se debe tener conciencia de que la impunidad hace más atrevido al delincuente y la firme convicción de que el crimen perfecto existe por las investigaciones imperfectas.

“Que las personas que lean estas líneas saquen sus propias conclusiones . El odio y la venganza le privaron a una joven de 27 años el derecho de ser madre y a su hija, lo más esencial, la ternura que sólo ella podía brindarle”.

Un año después la causa prescribió, el caso de la desaparición de Marta se cerró y quedó archivado

Hoy, a 31 años de la desaparición de Marta, el hermano de Ana María, el juez Aldo Alurralde pidió la palabra para mandarle un mensaje a todas las mujeres:
“a las que por no estar solas, soportan parejas que las dominan, las manejan, las controlan… que deciden por ellas les digo: cuidado, eso es violencia. Ahora lo entendí”








Sumáte a otros 2.891 suscriptores

Genérica es posible gracias al aporte de nuestrxs lectorxs. Su contribución nos permite hacer periodismo con perspectiva de género, inclusivo, con lenguaje no sexista y dentro del marco de los DDHH.
El sueño de la comunicación social ejercida como una herramienta de lucha política contra las violencias hacia las mujeres e identidades disidentes es posible
Vos también podés ser parte
Colaborá AQUÍ

Post Author: femininja

Dejá una respuesta