5463 mujeres registraron situaciones de violencia de género en Santa fe

  • 213
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Instituto Provincial de Estadísticas y Censos presentó el sexto informe del Registro Único de Violencias Contra las Mujeres (RUVIM) con los datos del segundo semestre de 2019.
Esta herramienta surge en el marco del Observatorio Provincial de Violencias de Género, definido en la Ley Provincial Nº 13.348 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar las violencias contra las mujeres.
Por lo tanto, es un registro que es una política de Estado, cuyo objetivo principal es ser una herramienta para la generación de políticas públicas, con el fin de erradicar las distintas violencias que sufren las mujeres, y quienes se autoperciben como tal, y su importancia es tan vital que incluso se lo puede incluir en la capacitación de la ESI.
El RUVIM, surge como reclamo del movimiento feminista que hace años venía exigiendo al Estado, estadísticas oficiales en cuanto a hechos de violencia de los cuales, muchos terminan en el peor final, que es el femicidio.
También el registro visibiliza, no solo las drásticas y graves situaciones por las cuales las mujeres y quienes se autoperciben así, padecen, sino el recorrido que muchas veces deben hacer antes de la denuncia correspondiente.
Este relevamiento se aloja en el Instituto Provincial de Estadística y Censos (I.P.E.C) y considera el REGISTRO de las SITUACIONES de VIOLENCIA hacia las MUJERES, que se producen en el territorio de la provincia de Santa Fe, sobre todos los tipos de violencia, a excepción de los femicidios.

En diálogo con Analía Sterli, integrante de la Mesa RUVIM representando al IPEC, nos informamos que la misma posee una base propia que se genera con las mismas cargas del sistema RUVIM que a su vez recibe bases del MPA (Ministerio Publico de la Acusación) el Ministerio de Salud y el Observatorio de Violencia hacia la mujer de la Municipalidad de Rosario y también se recibe información de organizaciones sociales que están mencionadas en el informe a saber: Comisarias de la Mujer, Centros Territoriales de Denuncia, Penitenciaría cárcel de la mujer de la ciudad de Santa Fe, Dirección de Mujeres y Disidencias de municipios y comunas convenidas con RUVIM, Defensoría del Pueblo Centro de Asistencia a la Victima, Área Unidad de Información y Atención y Victimas y Denunciantes dependientes del Juzgado de Familia de la Corte Suprema de la Provincia de Santa Fe, Centro de Asistencia Judicial, Bienestar Docente-Ministerio de Educación, Amsafe, Centro de Acción Familiar-Ministerio de Desarrollo Social, Organizaciones Sociales convenidas con el Ministerio de Desarrollo Social, Asociación Civil Generar, Ipec, Secretaria de DDHH.
Los datos obtenidos de este segundo cuatrimestre de 2019, son un total de 5463 MUJERES con registro de violencia. Es decir que estas mujeres son captadas por el sistema RUVIM porque han dejado uno o más registro de esas situaciones de violencia, en algún área del Estado, incluso en alguna organización social.
Respecto al total de REGISTROS de violencia hacia la mujer la cifra es de 9029, esta totalidad es captada por el RUVIM en las diferentes modalidades ya sea denuncia policial, atención médica, asesoramiento y orientación o denuncia judicial, cabe destacar que no son totales de situaciones sino que son cantidad de registros administrativos vinculados con la violencia de género, que ingresan por distintas áreas.
También es importante aclarar que la diferencia entre total de mujeres y total de registro se refiere a la cantidad de veces que alguna de estas mujeres en situación de violencia han dejado un registro en alguna de las áreas por uno o más acontecimiento de violencia.
En esta publicación se agrega un cuadro mixto donde se relaciona la edad de la mujer en situación de violencia con el vínculo con el agresor, el objetivo es poder visualizar los vínculos con la franja etarea al momento de pensar esas políticas públicas y también de los cuadros combinados surge un dato muy importante que está relacionado con las víctimas de 0 a 9 y de 10 a 19 años, donde hay un alto porcentaje de violencia sexual que es ejecutada por los vínculos familiares.

Por último, manifiesta Analía que desde el punto de vista estadístico es importante RUVIM porque de esta manera el Estado cuenta con registros administrativos y lo bueno es que los rescata para poder pensar y exigir estadísticas y mediciones con perspectiva de género.
Ahora bien, sabemos desde el movimiento feminista que estas mediciones estadísticas que surgen desde RUVIM son una herramienta importante para que los gobiernos piensen, diseñen y evalúen las políticas públicas destinadas a las mujeres, junto a la participación en ellas de la sociedad civil en su conjunto, representada por organizaciones sociales y feministas cuyo trabajo en el territorio es de fundamental importancia, y las autoridades pertinentes del Estado. Pero para esto lo primordial, más allá del compromiso y voluntad política, es que deben tener un adecuado sustento económico en los PRESUPUESTOS y un SEGUIMIENTO de los distintos programas, de salud, educación, empleo y desarrollo social.

De los datos duros, de este informe se puede analizar que la violencia sexual es más frecuente en las mujeres menores de 19 años y niñas, que las mujeres de hasta 39 años sufren más violencia física, mientras que las mayores de 39 violencia sicológica. Paralelamente la violencia sicológica se empieza a denunciar con más frecuencia, lo que antes se naturalizaba o romantizaba, que un grito ó una situación de celos era parte del “amor romántico” porque “si te cela es porque te quiere”. Casi la mitad de los agresores, los victimarios, son parejas o ex – parejas, con lo cual sigue siendo el entorno familiar intimo más peligroso para las mujeres.
Otra parte importante de RUVIM, es también la mayor participación de la mujer por su empoderamiento, ya que hoy se anima a contar, incluso, situaciones de violencia sufridas que ocurrieron hace años, también, ante ya una denuncia realizada en el organismo competente, se vuelve a acercar a un organismo del Estado u organización social para saber cómo sigue el seguimiento de su caso, para pedir contención y asistencia o incluso asesoramiento legal. Esto se debe a que las mujeres ya no nos callamos más, el derecho a vivir libres de violencia es la mayor revindicación, al decir libres, es en todo sentido, verbal, física, ideológica y hasta emocionalmente. Es tener presencia en la toma de decisiones, es tener influencia en ellas y poder opinar, decidir.
Es fundamental que se continúe en el camino de crecimiento y fortalecimiento de este registro que sin dudas es un aporte más que tiene el Estado en cuanto al dato estadístico para pensar en políticas públicas EFECTIVAS, y erradicar tantas violencias que sufrimos las mujeres diariamente.
¡Ni una menos! ¡Vivas y libres nos queremos!



Columnista

Silvina Sierra


Activista feministaantiespecista
Mujer y lesbiana
Abolicionista

Sumáte a otros 3.000 suscriptores

  • 213
    Shares

Post Author: silvina sierra

Dejá una respuesta